MEDICINA CHINA

La Medicina Tradicional China es el resultado del esfuerzo continuo de los trabajadores médicos de China en la lucha constante contra las enfermedades a lo largo de la historia. Es una medicina hecha por el hombre y para el hombre. El inicio y continuación de su evolución son consecuencia de la necesidad de resolver los problemas que aquejan al enfermo.

Las actividades médicas se inician desde que el hombre aparece sobre la tierra. Guiado por su instinto de conservación, el hombre creó los rudimentos de la medicina (protomedicina).

Los primeros asentamientos humanos se remontan a más de 3000 años antes de nuestra era. En los asentamientos Yang Shao y Long Shan surgieran los inicios de la medicina china, los cuales se afianzaron y estructuraron en los periodos de Primavera y Otoño y Reinos Combatientes entre los siglos VII y  II antes de Cristo.

Fue en esta época cuando se desarrollaron las bases de la cultura china en general  y los elementos filosóficos que dan origen a la concepción del mundo en lo general y a la Medicina Tradicional China en lo particular.

A nivel mundial, el sistema terapéutico más difundido es la acupuntura, prácticamente en todos los países ya se conoce la acupuntura y hay profesionales dedicados a la práctica de la misma. En nuestro país la acupuntura tiene algunas décadas de historia, hay varios miles de profesionales dedicados a la práctica. A nivel institucional centros educativos como el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana, La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla entre otras, ofrecen educación formal de acupuntura. 

 

Ahora, presentamos las distintas ramas de la medicina china y las que se ejercen específicamente en nuestro Centro de Terapias El Alquimista por nuestro experto Jorge Beltrán.

1/ Acupuntura

¿Qué es la acupuntura? 

El grupo Académico de Acupuntura define a la acupuntura de la forma siguiente: "La acupuntura, (del latín acus, ‘aguja’, y punctura, ‘pinchar’). Es una disciplina terapéutica, rama de la Medicina Tradicional China de la cual forma parte inseparable y que, basándose en sus principios teóricos-filosóficos, utiliza como principal recurso la inserción de agujas filiformes sobre determinados puntos en la superficie del cuerpo, con el objeto de restablecer o mantener el equilibrio homeostático. Es la rama de la Medicina Tradicional China más conocida en el exterior (mundo occidental).

 

Si se parte de la base que la enfermedad es un estado de desequilibrio en el organismo (pérdida de la homeostasis), resultado de diferentes trastornos o deficiencias en el funcionamiento de los sistemas fundamentales (órganos, energía sangre, canales, etc.), el tratamiento consistirá en corregir las deficiencias para restablecer el equilibrio perdido. Así, conociendo en primer lugar el sistema de canales y colaterales, segundo, sus relaciones con los diversos sistemas y tercero, su representación en la superficie del cuerpo a través de los puntos de Acupuntura, se determina el tratamiento a seguir, el cual consiste en la inserción de agujas sobre aquellos puntos específicos de los canales correspondientes al sistema o sistemas afectados para:

- Elevar el nivel de la energía debilitada.

- Disminuir aquella energía excesiva.

- Desbloquear, dispersar, regular la dirección o impulsar aquella energía estancada o acumulada.

 

Muchos de sus mecanismos de acción se han comprobado a través del método científico. Su cobertura y eficacia terapéutica son amplias y tiene gran empatía con la medicina moderna. Sus grandes ventajas y pocas desventajas, hacen de la acupuntura un procedimiento necesario de ser incorporado al Sistema Nacional de salud".   La variante de acupuntura que se aplica con más frecuencia, y cuyos posibles efectos beneficiosos se han estudiado con mayor profundidad, es la variante en la que se insertan finas agujas en la piel, en determinados puntos estratégicos, con el objetivo de aliviar una amplia gama de patologías.

La acupuntura ha sido practicada en China y otros países asiáticos durante miles de años. Hoy en día, es una terapia muy conocida también en el mundo occidental, millones de personas recurren a la acupuntura como una terapia alternativa, para aliviar distintas afecciones y mejorar su calidad de vida.

¿Cómo funciona la acupuntura? 

Iniciaremos por decir que la Acupuntura no es magia, ni es un artículo de fe, ni funciona por  sugestión; sí así lo fuera no necesitaría una estructura sistemática. Su efecto curativo va más allá de  la fe del paciente o de la sugestión.

 

Si consideramos que la enfermedad es el resultado de la pérdida del equilibrio energético del organismo, y que el desequilibrio puede expresarse por una deficiencia de energía, exceso de energía o  bloqueo o estancamiento energético, la curación con la Acupuntura se logrará estimulando con agujas puntos de Acupuntura para favorecer la circulación de la sangre y la energía, y lograr, consecuentemente, la tonificación de la energía deficiente, la eliminación de la energía excesiva, el desbloqueo de la energía estancada, para finalmente conseguir el restablecimiento del equilibrio y la salud.

A continuación expondremos en forma somera y sencilla algunos de los mecanismos de acción que se han sugerido en los últimos años a través de la investigación realizada por científicos orientales y occidentales dentro del marco teórico de la Medicina Occidental.

Cuando una aguja se inserta sobre algún punto de Acupuntura, se  estimula una terminación nerviosa o al nervio mismo, el cual, a su vez, transmite el estímulo hacia el sistema nervioso central.  Cada uno de los núcleos del sistema nervioso es un verdadero laboratorio que produce una gran variedad de substancias. Hay núcleos especializados en la producción de determinada sustancia  lo cual les confiere su especificidad. A la producción de estas substancias le siguen otras a nivel más general que se producen en otras partes del cuerpo y que son finalmente las responsables de los efectos terapéuticos de la Acupuntura. Por otra parte, y sin necesidad de la intervención directa del sistema nervioso, al aplicar una aguja a nivel local se producen una gran variedad de substancias que al entrar al torrente circulatorio tienen un efecto sistémico.

Las consideraciones son resultado de investigaciones hechas en los últimos 40-50 años y hay llevado a la compresión de muchos de los mecanismos de acción de la Acupuntura.

¿Qué enfermedades cura la acupuntura? 

La Medicina Tradicional China no se aboca sólo a la corrección sintomática, o al tratamiento de diversos padecimientos atribuidos generalmente a la alteración de un órgano en particular, ni a atacar directamente a una supuesta causa única que originó la enfermedad; el tratamiento se dirige al enfermo, al restablecimiento del equilibrio perdido debido a la disfunción de los diversos sistemas que conforman al organismo en forma integral. Aún más, es posible, en ausencia de síntomas, conocer el estado de los diversos sistemas y establecer un tratamiento oportuno y prevención.

En general siempre se ofrece un beneficio, la magnitud dependerá de muchos factores como son la edad del paciente, lo grave o profundo de la alteración, el tiempo de sufrir el padecimiento, la condición de salud previa, etc.

Así, con la Acupuntura habrá algunos padecimientos que se curen, otros que mejoren, otros que detengan su desarrollo, otros que nunca se manifiesten, pero casi siempre existirá un beneficio y en general siempre se mejorará la calidad de vida, en muy pocos casos hay empeoramiento clínico, pero generalmente estas molestias son pasajeras y de ninguna manera son peligrosas...

 

A continuación citamos algunas de las enfermedades donde la Acupuntura ha demostrado tener efecto terapéutico favorable:

 

  • Insomnio
  • Epilepsia
  • Ciertos tipos de dolores de cabeza (incluyendo migraña)
  • Secuelas de enfermedad vascular cerebral
  • (embolia, trombosis, hemorragia, isquemia cerebral)
  • Apoyo en la rehabilitación del parálisis cerebral infantil
  • Parálisis facial
  • Dolor de cara (por diversas causas como neuralgia del trigémino, desordenes de la articulación temporomandibular, etc.)
  • Espasmo facial
  • Neuropatías (neuropatía diabética medicamentosa, postetílica, etc.)
  • Manejo de ciertos manifestaciones de neurosis de ansiedad o depresiva
  • Alopecia areata (caída del cabello en placas)
  • Ciertos tipos de conjuntivitis
  • Ciertos tipos de afecciones de la retina
  • Rinitis vasomotora y/o alérgica
  • Sinusitis (no complicada)
  • Acúfenos (zumbidos en el oído)
  • Algunos tipos de sordera
  • Vértigo de Meniere (enfermedad o síndrome de Meniere)
  • Crisis vestibulares
  • Dolor de oído (primario) de causa desconocida
  • Gingivitis
  • Dolor dental y de encías incluso de apoyo como analgesia acupuntural para la extracción dental, devitalización pulpar, periodontitis apical aguda, etc.
  • Glositis (inflamación de la lengua)
  • Dolores cervicales
  • Tortícolis y espasmos musculares cervicales
  • Radiculopatías (compresión o irritación de las raíces nerviosas)
  • Fibromialgia
  • Ciertos tipos de infecciones o etapas de las infecciones (disentería bacilar, hepatitis B, enfermedad febril aguda, etc.)
  • Faringitis aguda o crónica, amigdalitis aguda o crónica
  • Laringitis aguda y crónica
  • Infección recurrente de vías respiratorias.
  • Asma bronquial (bronquitis asmatiforme)
  • Enfermedad Pulmonar obstructiva crónica
  • (Bronquitis crónica, enfisema pulmonar, etc.)
  • Hipotensión primaria (de causa desconocida)
  • Etapas iniciales y leves de hipertensión esencial
  • Algunos tipos de cardiopatías (Enfermedades del corazón): como ciertos tipos de angina de pecho (ayuda a tener un mejor control, no substituye a la terapia convencional)
  • Arritmias (Taquicardia, extrasístole)
  • Úlcera gástrica o duodenal, gastritis, duodenitis
  • Hernia hiatal no grave
  • Apoyo en el manejo de diversos tipos de afecciones del colon (síndrome de intestino irritable, colitis ulcerativa crónica)
  • Estreñimiento
  • Diarrea aguda y crónica
  • Hemorroides
  • Trastornos menstruales
  • Dismenorrea (dolor de la menstruación)
  • Leucorrea (Flujo vaginal)
  • Emesis gravídica
  • Malposición fetal,
  • Disminución en la producción de leche durante la lactancia.
  • Infecciones de las vías urinarias (Cistitis, uretritis, etc.)
  • Prostatitis crónica
  • Ciertos tipos de obstrucción urinaria.
  • Enuresis (Orinarse en la cama)
  • Infertilidad masculina y femenina
  • Impotencia sexual, eyaculación precoz.
  • Diversos tipos de artritis o osteoartrosis
  • Fibromialgia


2/ Moxibustión

¿Qué es la moxibustión? 

La moxibustión es un método terapéutico de la medicina tradicional china que consiste en aplicar calor estimulando una serie de puntos del cuerpo ­–que suelen coincidir con puntos de acupuntura– con el fin de sanar trastornos o enfermedades y conseguir el equilibrio de las funciones fisiológicas.

La palabra ‘moxibustión’ hace referencia al término ‘cauterizar’, es decir “quemar sobre una superficie con un material calentado previamente”. El calor se produce utilizando las propiedades terapéuticas de la raíz de la planta Artemisa, que se prensa en forma de puro o se muele hasta convertirla en polvo para quemarla y que se denomina ‘moxa’.

Esta terapia persigue volver a equilibrar la energía del cuerpo basándose en la teoría de canales. Según este concepto, el cuerpo funciona como un sistema de redes donde fluye la sangre y la energía intercomunicando cada parte del cuerpo, a la vez que las zonas exteriores con las interiores. Debido a múltiples factores, tanto externos (como el frío o el calor) como emocionales, estas energías se desequilibran y se crean excesos o carencias en determinados puntos o zonas. Este desajuste energético se considera el origen de numerosas enfermedades y dolencias. La moxibustión persigue que esa energía vuelva a fluir, armonizando de nuevo la circulación energético-sanguínea. A lo largo de este recorrido existen una serie de puntos, sobre los cuales se aplica el calor, que son utilizados a modo de herramientas de trabajo para restablecer el equilibrio.

La moxibustion se utiliza en muchos casos combinada con la acupuntura, pues ambas técnicas no sólo son complementarias y compatibles, sino que pueden potenciar su efecto sanador. Se suelen utilizar para esta terapia los mismos puntos que en la acupuntura, ya que los dos métodos terapéuticos obedecen a la misma tradición médica y responden a los mismos canales de energía.

Beneficios y aplicaciones de la moxibustión

La moxibustión se basa en el calor que aplicado sobre el cuerpo activa la circulación de la sangre y oxigena la zona tratada. En general mejora la calidad de vida del paciente y su sensación de bienestar. Se realiza con la planta conocida como artemisa o hierba de San Juan que posee aceites esenciales, taninos, vitamina A, B, C y D, además de potasio, hierroy magnesio.

Esta técnica normalmente es aplicada por terapeutas de medicina china que conocen el método y los puntos en los que tiene que ser aplicada.

Las aplicaciones de la moxibustión son numerosas, entre ellas destacan las siguientes:

- Dolores articulares como la artrosis o la artritis.

- Dolencias originadas por el frío, como la rigidez lumbar.

- Problemas de tipo menstrual e infertilidad.

- Situaciones de estrés.

- Regula el sistema digestivo: indicado en la anemia y la pérdida de apetito.

- Mayor producción de glóbulos blancos y hemoglobina.

- Mejora de problemas circulatorios.

- Cansancio y bajo deseo sexual.

Contraindicaciones de la moxibustión

Existen algunas circunstancias que contraindican la aplicación de la moxibustión:

- Cuando haya estados febriles, pues no se debe añadir calor al cuerpo.

- En la proximidad de órganos sensoriales como los ojos, oídos o boca, ni cerca de membranas mucosas como la nariz o el ano.

- La moxibustión directa no se debe realizar en zonas como la cara o los pechos, o cerca de arterias importantes.

- En pacientes con cardiopatías.

- En el abdomen de mujeres embarazadas.

- En los casos que existe una piel ulcerada o en zonas que en el momento del tratamiento estén inflamadas.

-Evitar someterse a este tratamiento con personas que no sean profesionales o expertos en esta técnica. 

Técnicas de Moxibustión

La moxibustión es una terapia que puede aplicarse mediante diversas técnicas, cada una de ellas con sus características concretas:

 

Moxibustión directa o con conos

 

Se realiza utilizando la planta artemisa prensada en forma de pequeños conos que se colocan en puntos específicos de acupuntura. Después se quema la parte superior y se y se deja que actúe para que transmita el calor a través de las brasas al cuerpo. Debido a que se coloca encima de la piel se llama ‘método directo’. Aunque esta técnica es muy efectiva para estimular el sistema inmunológico, no es la más utilizada, ya que produce pequeñas quemaduras en la piel.

Moxibustión indirecta

 

Es la técnica de moxibustión más popular de todas, por que produce menos dolor y quemaduras al no ser utilizada directamente sobre la piel. Las sesiones en general sin ser combinadas con otro tipo de terapias alternativas tienen una duración de unos 30 minutos aproximadamente.

1/ Moxibustión con puros: para esta técnica se utilizan hojas de la planta artemisa enrolladas en forma de puro. Se enciende su extremo y se dirige a los puntos específicos, manteniendo una distancia de unos 4 cm entre la piel y el puro. También se puede utilizar directamente sobre la piel o sobre láminas de jengibre o ajo. Al no estar directamente en contacto con el cuerpo se le conoce como moxibustion indirecta. También se puede utilizar directamente o sobre láminas de jengibre o ajo. El número de aplicaciones dependerá de la enfermedad o dolencia a tratar. Hay que tener en cuenta que para lograr efectividad se necesita trabajar cada punto durante quince o veinte minutos.

2/ Moxibustión con reionki: esta técnica se realiza con los llamados reionki; instrumento que presenta la forma de un tubo dentro de otro. En el tubo interior se aloja la Artemisa, y el exterior se coloca en contacto con la piel para no aplicar el calor de forma directa, pero sí hacer que éste se transmita al cuerpo.

Moxibustión con agujas templadas

Esta es una de las técnicas de moxibustión más populares en Japón y consiste en la introducción de agujas de acupuntura en la piel que llevan insertadas en el extremo opuesto una bolita de artemisa. El calor de la artemisa pasa al cuerpo a través de la aguja. Al contrario de lo que se piensa, la sensación térmica que se transmite al cuerpo a través de la aguja no es grande.


3/ Ventosas Tradicional de Fuego



4/ Acupuntura para el rejuvenecimiento facial

4.1/ Lifting Facial con acupuntura

Lifting Facial con Acupuntura en Herbolario Alquimista Arrecife Lanzarote

El terapeuta en Medicina China Jorge Beltrán, ofrece en el Herbolario “El Alquimista” (Lanzarote) tratamientos faciales que recuperan el brillo de la piel, atenúan arrugas y disimulan manchas. Este método antienvejecimiento no invasivo, ayuda a contraer músculos y a que fluya la energía y la sangre de forma que el rostro se convierta en el reflejo del bienestar interior.

 

-Dr. Beltrán, ¿qué es el lifting con acupuntura?

-Es un tratamiento de belleza que consiste en aplicar acupuntura en el rostro. Las agujas, al colocarse en puntos concretos, provocan unas reacciones bioquímicas y cerebrales que regulan el flujo sanguíneo y que actúan locamente sobre el problema. El estado de la piel es un reflejo de lo que hay dentro.

-Entiendo que es un tratamiento que conlleva también el seguir unos hábitos saludables…

-Hay dos vías posibles: una estaría vinculada a atajar patas de gallo, líneas de expresión, manchas o acné, y otra, que es la que me gusta trabajar, relacionada con una acción global y orgánica. Trabajo el concepto de llevar energía y sangre nueva a la cara para que se reactive y se potencie la generación de colágeno y elastina. Por supuesto que si se reduce el estrés, aumentando nuestros pensamientos positivos, si se hace deporte y se cuida la alimentación, los resultados serán más rápidos y duraderos.

Lifting Facial con Acupuntura en Herbolario Alquimista Arrecife Lanzarote

-Con la gimnasia facial se trabaja mucho el movimiento sobre partes de la cara que no acostumbramos a tener en cuenta. En el caso de la acupuntura facial ¿cuáles son los puntos que se pueden trabajar?

-En la medicina china se trabaja mucho la técnica de la fricción y el golpeteo sobre zonas concretas. La aguja es más certera y puede actuar más profundamente. Uno de esos puntos lo encontramos debajo de la mejilla; es capaz de abrir todos los canales energéticos de la cara. Encima de los ojos, también hay dos puntos que activan la frente y otros grupos musculares que regeneran la piel.

-¿Y hay beneficios inmediatos?

-Cinco o seis sesiones son necesarias para notar que desaparecen manchas o líneas de expresión. Las arrugas más profundas se atenúan, pero lo más importante es que el rostro recobra brillo, gracias a que la energía está en flujo. La acupuntura es un regulador nato. La cara es el reflejo de los órganos, así que desde nuestro organismo generamos lo que necesita la piel.

-¿Se podría decir que con el lifting con acupuntura se logra actuar sobre un punto, con el objetivo de equilibrar el organismo?

-La idea es esa. Por eso se ponen puntos en los pies, para que la energía no se concentre exclusivamente en la cara, sino que se redistribuya. Lo que hacemos es establecer puentes entre la cara y el resto del cuerpo, porque todo está interconectado. La cara es el reflejo de los órganos, así que desde nuestro organismo generamos lo que necesita la piel.

 

+ Info y pedir cita, en Herbolario Alquimista: Teléfono 928-801716

4.2/ Lifting Facial con Gua Sha


Cursos y Formación impartidas por Jorge Beltrán

Comparte esta página con tus amigos en Facebook